Buscar
  • Get your family TEAM

Infertilidad masculina 50% de los casos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) describe la infertilidad clínica como una enfermedad del sistema reproductivo definida por "la incapacidad de lograr un embarazo clínico después de 12 meses o más, con relaciones sexuales sin protección". Esta enfermedad, que afecta a una pareja de cada siete, puede deberse a factores femeninos, factores masculinos o ambos. Un factor de infertilidad masculina con parámetros de semen anormales se encuentra en aproximadamente el 50% de las parejas que buscan tratamiento para la infertilidad.

Las causas conocidas de infertilidad masculina incluyen enfermedades endocrinas, neoplasias y anomalías genéticas, pero la causa sigue siendo desconocida en el 50% de los casos.

La infertilidad masculina leve y grave se usa a menudo en la literatura para describir una evaluación anormal del semen, considerando parámetros como la concentración, la motilidad, la morfología, etc. que puede asociarse con una posibilidad reducida de concepción, pero es puramente descriptiva y sin una definición y relación clara con la etiología, que se encuentra solo en aproximadamente el 50% de los casos.


Incluso cuando se confirma un diagnóstico, el tratamiento administrado rara vez apunta a la causa exacta. Por lo tanto, a la gran mayoría de los hombres con infertilidad masculina se les ofrece un tratamiento genérico basado en la gravedad de la anomalía observada en la evaluación del semen, por ejemplo, inseminación intrauterina en situaciones leves y fertilización in vitro (FIV) con inyección intracitoplásmica de esperma ( ICSI) para anomalías espermáticas graves o cuando la inseminación intrauterina ha fallado.


La fertilización in vitro con ICSI ha revolucionado el tratamiento de la infertilidad masculina grave, pero no trata la causa exacta de la infertilidad. De hecho, la producción y la funcionalidad adecuadas de los espermatozoides requieren un tracto urogenital saludable para permitir la fertilidad normal. Los procesos inflamatorios y las infecciones bacterianas se han asociado con la esterilidad masculina. Los patógenos que colonizan crónicamente el tracto urogenital masculino podrían tener un impacto negativo en la fertilidad al influir en los parámetros de la evaluación del semen (conteo o motilidad) o incluso inducir la apoptosis (o muerte celular). En este sentido, los microorganismos como Chlamydia trachomatis, ureaplasmas y mycoplasmas representan candidatos interesantes para comprender un vínculo entre la infección y la infertilidad masculina.


Numerosos estudios sugieren que el efecto dañino potencial de estas bacterias en la fertilidad masculina puede no involucrar directamente los parámetros del semen generalmente evaluados, pero podría influir en la unión del espermatozoide al ovocito o las fases sucesivas de la célula de división o implante, que son importantes mecanismos fisiológicos que no son evaluados regularmente durante la búsqueda del motivo de la infertilidad.


Get your family argumenta que es importante determinar el impacto de estos y otros factores en la fertilidad masculina para desarrollar un tratamiento específico, personalizado e informado, e ir más allá de las técnicas comunes de FIV.

La próxima semana abordaremos este tema considerando específicamente el conocimiento actual sobre el impacto de estas tres infecciones comunes en la fertilidad masculina. ¡No te lo pierdas!

2 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo