Buscar
  • Get your family TEAM

Subrogación profesional, ¿Por qué no?

Nos gustaría hoy compartir parte de un artículo del libro Hacia un modelo profesional de maternidad sustituta. En este libro, los autores Ruth Walker y Liezl van Zyl analizan profundamente la gestación subrogada, desde todos los puntos de vista.

Los autores argumentan que el propósito de este libro es proponer una reforma de la GS (que, recordemos, es una técnica de reproducción asistida) argumentando que muchas de las dificultades que se derivan de ella dependen de la forma en la que actualmente está regulada.

La literatura nos presenta una dicotomía: subrogación altruista o subrogación comercial.

Una hipótesis fundamental detrás de la dicotomía es que las gestantes que no cobran por la gestación están motivadas por el altruismo, mientras que las gestantes que llevan a cabo una gestación subrogada comercial están motivadas por la compensación económica. Esta hipótesis es errónea: el pago a la gestante no excluye la motivación "altruista". Hay muchas profesiones que valen por sí mismas y que son ejercidas por personas que quieren trabajar en beneficio de los demás. De hecho, son trabajos que pueden desarrollarse correctamente únicamente cuando los profesionales están tan motivados, como por ejemplo: enfermería, enseñanza, educación social, medicina, puericultura... Las personas que se preocupan por sus pacientes, estudiantes y clientes harán un mejor trabajo que las que no lo hacen, y el hecho de que reciban un pago no significa que solo lo hagan por dinero.


La mayoría de las personas no pueden permitirse trabajar sin remuneración y su motivación se juzga por otros criterios. Los autores proponen que las gestantes deben ser tratadas por igual y que el modelo de subrogación profesional ofrece una solución a los problemas que afligen la subrogación comercial y altruista.


Obviamente, la intención de los autores no es la de convertir la gestación en una carrera profesional como tal.


Sin embargo, hay reglas distintas que consideramos fundamentales para las profesiones y que deben aplicarse a la subrogación, por ejemplo: las personas que necesitan servicios profesionales dependen del especialista y este último debe ser confiable. En consecuencia, existe un código de ética obligatorio, organismos reguladores legalmente autorizados para determinar la capacitación, mantener los estándares éticos, juzgar las quejas y castigar a los infractores.

El modelo profesional reconoce que la formación de una familia es, para muchas personas, un componente importante de su felicidad y que su vulnerabilidad debido a la dificultad para lograrla es igualmente significativa.

El modelo profesional tiene las siguientes características:

Existe un organismo independiente que lo controla, que establece las reglas, es responsable de otorgar licencias a las clínicas de fertilidad, el registro de gestantes, la determinación de la parte económica, el mantenimiento de estándares éticos y el obligatorio cumplimiento. También tiene el poder de regular a los miembros que forman parte de ella, incluida la autoridad para eliminar el registro de gestantes (como cualquier registro profesional) o las licencias de las clínicas.


Además, el dilema que siempre afecta a muchas personas que están en contra de la GS, que es el vínculo de la gestante con el bebé que está gestando, tal vez la solución llegue, considerando el hecho de que la mujer sabe desde el principio que es un trabajo, hecho con cariño y con conciencia. Esto también conduciría a un cambio en la forma en que se determina la crianza de los hijos antes del nacimiento: los padres designados serían automáticamente los padres legales del niño, facilitando la ruta a la GS.


Los autores afirman que el organismo regulador también debería ocuparse del establecimiento de la parte económica (como en todas las profesiones) y que la gestante debe recibir el pago en solo dos puntos: el primero hasta la confirmación de embarazo. hasta la semana 12 (porque el aborto es más probable en el primer trimestre).Y el segundo, el resto del embarazo. También en caso de aborto después del primer trimestre, recibirá la cantidad total. Esto se debe a que a la gestante no cobra por un resultado positivo, solo por el tiempo y el trabajo que conlleva. Ella no puede garantizar un resultado positivo, por lo que sería injusto pagar por haberlo logrado o penalizarlo por no haberlo hecho. Este es un modelo ya adoptado en algunos estados de EE. UU., incluida Florida, en Get your family estamos orgullosos de él, porque protege los derechos de gestante, algo que no está garantizado en otros países extranjeros.


En cualquier momento durante el embarazo o después del parto, las gestantes y los padres tendrían acceso a todos los servicios de apoyo profesional que necesitan, desde médicos hasta asesores y trabajadores sociales. Una ventaja final del modelo profesional es que puede proteger a la gestante y a los padres de las solicitudes / reglas no éticas, por ejemplo, de médicos o clínicas. Por ejemplo, para aumentar la tasa de éxito de la fertilización in vitro, se utilizan múltiples transferencias de embriones, teniendo que recurrir a la reducción embrional ante la implantación múltiple.

Estas prácticas no solo ponen en riesgo a la gestante, sino que no son ni siquiera en interés del niño o los niños que fueron concebidos. Los nacimientos múltiples son más propensos a causar prematuridad, bajo peso al nacer y otros problemas relacionados.



Como condición para la concesión de licencias, las clínicas adoptarían las mejores prácticas, incluida la transferencia de un solo embrión, por ejemplo. Las gestantes se sentirían protegidas y amparadas por el cuerpo profesional. Las asociaciones profesionales que tienen una posición legal pueden frenar y limitar los mercados libres, donde todo está permitido a menos que esté explícitamente prohibido.

Continuaremos, como siempre, argumentando que la subrogación es un camino legítimo para la formación familiar y que debe permitirse tanto para las parejas heterosexuales como para las parejas homosexuales, ya que para estas últimas podría ser la única forma en que pueden formar una familia. Porque en muchas jurisdicciones no se les permite adoptar. Su infertilidad social también suele considerarse menos significativa que la infertilidad heterosexual. Esta es una fuente de vulnerabilidad, a menudo pasada por alto.

1 vista0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo