Buscar
  • Get your family TEAM

¿Valoras donar tus embriones?


Es todo un acto de maravillosa generosidad.

Has conseguido tu embarazo y han quedado embriones sanos criopreservados…se te presentan varias opciones:

Generalmente si son de una FIV propia solemos ser más reticentes a donarlos, pues portan nuestro ADN y mil dudas nos invaden. Si la FIV ha sido con donante o donantes (esperma y ovocitos) nos terciamos más a esta posibilidad pues al ser una donante la que nos ha permitido cumplir nuestro sueño comprendemos que puede hacer felices a otras personas. De una donación a otra, es más fácil de asimilar.



Hace unos años al no estar tan avanzadas las técnicas de reproducción asistida se transferían mayor número de embriones para obtener un resultado positivo, hoy en día en muchas ocasiones transfiriendo un solo embrión se obtiene el ansiado resultado, dejando toda una camada de embriones esperando encontrar su desarrollo en un futuro próximo.


El tiempo máximo que se permite criopresrvar embriones en una clínica de Reproducción Asistida es hasta que se alcance el fin de la edad fértil de la mujer o bien se desaconseje el embarazo de la paciente.


Antes de empezar un tratamiento de fecundación in vitro, es importante que conozcáis la posibilidad de que pueden generarse embriones sobrantes para así tomar una decisión sobre su posible destino, debe ser una decisión meditada. Una vez has decidido formar parte de esta comunidad tan humana para poder ayudar a otras parejas en tu misma situación (nadie mejor que tú sabe como se sienten) podrás decidir si quieres que los receptores pertenezcan a tu país; o si por el contrario prefieres que los embriones se donen a pacientes internacionales (es una medida para la tranquilidad de los donantes y receptores).


Hay que saber que los embriones pasarán a adopción junto a tus datos fenotípicos pues siempre que es posible la buena práctica asigna embriones de fenotipo similar a la de los padres adoptantes.

Un último punto: es importante que la clínica sea sumamente respetuosa con estas prácticas, que los embriones siempre provengan de donaciones reales (de parejas o mujeres solteras que ya lo han conseguido) y no de creaciones para tal menester, enriqueciendo a la clínica y no reportando ninguna adopción “real”.

0 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo